desarrollo de talento

¿Qué hace a un buen líder? Diferencias clave entre administración y liderazgo de acuerdo a Forbes


Cada gerente se esfuerza por convertirse en un buen líder. Alcanzar este rol requiere un cambio en el pensamiento, así como en la forma de liderar. Convertirse en un buen líder no sucede de la noche a la mañana, ya que toma tiempo cultivar su liderazgo y asegurarse de que está pensando en la visión estratégica de su organización en lugar de simplemente ejecutar diferentes tareas.

Según un informe de Harvard Business Review, los gerentes administran el trabajo mientras los líderes dirigen a las personas. El mismo informe cita la necesidad de que los líderes se rodeen de personas influyentes, mientras que los gerentes suelen centrarse en las personas de poder. Las diferencias pueden parecer leves, pero pueden determinar si usted asciende al próximo nivel de liderazgo.

15 miembros del consejo de coaches de Forbes nos comparten sus pensamientos acerca de las diferencias claves entre ser un gerente y ser un líder y lo que se necesita para realizar la transición de uno a otro.

  1. Los líderes quieren que ganes

El salto de ser un colaborador individual a un líder es un cambio de mentalidad para preocuparse acerca de la organización de manera más amplia más allá de las responsabilidades diarias. Los líderes asumen desafíos en lugar de esperar las tareas. Los líderes construyen organizaciones y ayudan a los gerentes a entender su función. Los líderes estudian la organización y contribuyen más allá de su rol desarrollando gerentes. – Meredith Moore Crosby

  1. Los líderes son visionarios, los gerentes son tácticos

Los líderes son visionarios. Son estratégicos, establecen la dirección de avance de la empresa. El carisma de un líder enciende un fuego en la gente para actuar. Los gerentes son tácticos. Dirigen las operaciones cotidianas de una empresa. Iniciando incendios debajo de las personas para que hagan su trabajo. Pasar de gerente a líder a menudo implica un cambio en el corazón y la mentalidad. ¡Una persona incluso puede necesitar cambiar de trabajo y comenzar de nuevo! – Rick Itzkowich

  1. Los gerentes micro-administran, los líderes inspiran

Los gerentes provienen de una perspectiva de orden y control. Necesitan decirle a otros qué hacer y cómo se debe hacer. Ellos micro-administran. Un líder crea un camino hacia adelante con personas que usan la curiosidad para escuchar ideas desde su perspectiva. Se inspiran a sí mismos y a los demás a ser lo mejor que pueden ser mientras se extienden más allá de lo que es cómodo. Ser un líder comienza desde adentro, no fuera de nosotros mismos. – Kris McCrea Scrutchfield, McCrea Coaching

  1. Los líderes preguntan “por qué” en lugar de “cómo”

Un gerente es realista; administra y mantiene el rendimiento. Un líder es un visionario que desafiará el status quo e innovará. Los gerentes se destacan en el momento de la planificación y ejecución de procesos, mientras que los líderes se enfocan en el impacto, la motivación y el futuro. La transición ocurre dentro de un cambio de mentalidad. Los líderes preguntan a sus equipos “por qué” en lugar de “cómo”. – Kris McCrea Scrutchfield, McCrea Coaching

  1. Los líderes guían a otros hacia un resultado

Los gerentes son responsables de controlar la totalidad o parte de una organización. Un líder es alguien que guía a otros a un destino yendo por delante o al lado de ellos. Mientras que los gerentes se aseguran de que todos cumplan con sus roles, los líderes buscan el potencial de liderazgo en otros para lograr una visión. La transición de la administración a la dirección requiere confianza en su equipo y reconocimiento de sus comportamientos de liderazgo. –Lianne Lyne, PLP Coaching, LLC

  1. Los gerentes entrenan, los líderes desarrollan

Los gerentes capacitan a las personas sobre qué hacer y cómo hacerlo, desarrollando competencia y habilidades específicas para un rol o función particular. Los líderes desarrollan a su personal de manera personal, profesional y mediante el aprendizaje continuo, expandiendo el conocimiento para el crecimiento y avance a largo plazo. – Susan Taylor, Generon International

  1. Los líderes se enfocan en los resultados a largo plazo

Las acciones de un líder mueven principalmente a la organización hacia una imagen más amplia y resultados a más largo plazo y con impacto en el cliente. Los gerentes tienen más que ver con las utilidades diarias. Una forma de hacer esta transición es tener claro cómo mides tu éxito. Los líderes a menudo miden su éxito en términos de muchos meses, un año o más, mientras que los gerentes tienen resultados a corto plazo en los cuales son responsables de lograr. – Bonnie Davis, Destination Up

Quizás te interese: 4 comportamientos que los líderes exitosos evitan a toda costa

  1. Los líderes lideran, los gerentes siguen

Puedes dirigir desde el frente, desde un lado e incluso desde atrás. Un líder incluso puede informar a un gerente si están liderando al equipo u organización hacia algún lugar nuevo. Un líder lidera. Un gerente sigue. Ambos roles son importantes. Para pasar de gerente a líder, debe tener una visión clara de lo que debe surgir en el futuro. Entonces debes ganarte la voluntad de la gente de seguirte allí. – Maureen Cunningham, Up Until Now Inc.

  1. Los líderes tienen el coraje para enfrentar lo que otros temen

Los líderes deben tener el coraje de ver y decir lo que otros temen, pararse en el centro del fuego, sentarse con la incomodidad de hacer cosas difíciles y vivir con el poder que proviene tanto del fracaso como del éxito. Cuando el éxito depende de cada decisión y la onda que cada una de ellas crea en toda la organización, reconocer su relación con el riesgo es un buen lugar para comenzar a elevar su liderazgo. – Teri Citterman, Talonn

  1. Los líderes desafían el estatus quo

Un líder desafía el estatus quo mientras un gerente lo acepta. Es el trabajo de un líder guiar y alentar a sus seguidores en tiempos difíciles, mientras que la gerencia les dice a sus empleados qué hacer. Los líderes establecen la dirección, toman riesgos, tienen visión, piensan a largo plazo e inspiran confianza. La transición al liderazgo requiere un gran cambio de mentalidad y entrar en su visión de liderazgo personal. – Valerie Martinelli, Valerie Martinelli Consulting, LLC

  1. El gerente es una posición, el líder es una cualidad

Gerente es un título. Es un rol y un conjunto de responsabilidades. Tener el puesto de gerente no te convierte en un líder. Los mejores gerentes son líderes, pero los dos no son sinónimos. El liderazgo es el resultado de la acción. Si actúas de una manera que inspira, alienta o compromete a otros, eres un líder. No importa tu título o posición. – Doc Norton, CTO2

  1. Los líderes saben cómo escuchar

La escucha activa desempeña un papel importante al hacer la transición de la administración al liderazgo. Comprender a las personas a nuestro cuidado, aprender de sus perspectivas y desarrollar sus talentos únicos comienza con la escucha. Sin embargo, la escucha a menudo puede diluirse o disminuirse cuando aparentemente no hay tiempo para detenerse. Tomarse el tiempo para escuchar es la primera acción de un liderazgo fuerte.  – Tonyalynne Wildhaber, The Courage Practice

  1. Los líderes crecen a las personas

Un gerente es supervisor y se asegura de que se realice el trabajo, alguien que ocupa un puesto. Un líder es un influyente, un cultivador de personas, no una posición o título sino una forma de ser. Es curioso acerca de su gente, sus fortalezas y desafíos, lo que quieren de la vida y lo que sienten que es el propósito de su vida. Este es un gran lugar para comenzar a desarrollar habilidades de liderazgo. Desarrolla las fortalezas de tu equipo. – Frances McIntosh, Intentional Coaching LLC

  1. Los líderes regalan su poder

Uno debe salir del enfoque “yo” derivado de la mentalidad de acumulación de poder tradicional. Los verdaderos líderes se dan cuenta de que su única existencia es agregar valor a los demás. La diferencia entre un líder y un gerente se determina a través de acciones demostradas para desarrollar confianza y credibilidad y ayudar a otros a alcanzar el éxito. Cuanto más apoyas a los demás, más te apoyan como líder. – Erin Urban, UPPSolutions, LLC

  1. Todos los gerentes deben ser líderes

En el nivel más fundamental, un gerente tiene la tarea de ejecutar procedimientos. Sea un líder y busque oportunidades para liderar creando un ambiente de innovación y mejora constante. Un gerente que es un líder reconoce el poder de influir en las personas y confía menos en la autoridad para motivar y ejecutar. Contrate a un entrenador de liderazgo profesional para hacer la transición. – Eddie Turner, Eddie Turner LLC

DESCARGA GRATIS LA GUÍA: RETROALIMENTACIÓN EFECTIVA PARA GERENTES Y DIRECTORES

Aprende como brindar retroalimentación positiva y constructiva de manera que genere cambios reales.
Haz click aquí para acceder a la Guía

Síguenos y comparte:

View Comments
There are currently no comments.