retención de talento

5 sencillas acciones para crear el hábito de la retroalimentación en los empleados


Imagine que ha estado trabajando fuertemente en una nueva estrategia de reclutamiento. Después de muchas horas de sudor, empeño y muchas tazas de café, se activa la estrategia. Esta funciona bien y nadie dice nada. Concentró todos sus esfuerzos en esta estrategia, solo para descubrir que no hubo ninguna diferencia dentro de la empresa. Ese esfuerzo extra no tuvo ninguno efecto.

Frecuentemente los empleados que van más allá, ya sea en su propio trabajo o en ayudar a otros a mejorar, no son reconocidos. Lo que la gente realmente quiere es el reconocimiento por su arduo trabajo. Lo interesante es que esto no significa necesariamente más bonos y tarjetas de regalo.

OfficeVibe encontró que:

“El 82% de los empleados piensan que es mejor dar un elogio que un regalo”, sin embargo, “el 63% no cree que reciben suficientes elogios”

No solo la falta de reconocimiento puede provocar una desconexión extrema, según un estudio del equipo de Office:

El 76% de los millennials dijeron que dejarían sus trabajos si se sintieran poco apreciados

El simple hecho de compartir retroalimentación positiva puede tener un gran impacto, no solo en la felicidad de los empleados, sino también en el rendimiento de la empresa en general.

Los beneficios de la retroalimentación positiva

Mientras que algunos pueden argumentar que el hecho de necesitar más elogios y reconocimiento es un tema de la generación millennial, en realidad hay una razón científica por la cual tiene un impacto tan fuerte en la motivación. Los investigadores descubrieron que cuando recibimos comentarios positivos, liberamos dopamina (un neurotransmisor que controla nuestro centro de recompensas y placer) en el cerebro. Esto es lo que causa esa sensación de felicidad que obtenemos cuando alguien reconoce cuánto tiempo dedicamos en perfeccionar nuestros esfuerzos y nuestro trabajo.

Sin embargo, esta reacción es sólo temporal, por lo que nos motiva a seguir trabajando duro para recibir esa recompensa (sentirnos bien con nuestro trabajo) de nuevo. Así es como la retroalimentación positiva motiva a las personas a hacer un esfuerzo adicional.

Una encuesta de empleados realizada en Estados Unidos por OGO encontró que:

“El 40% de los empleados pondría más energía en su trabajo si se reconociera más a menudo”

De hecho, no solo la retroalimentación de los gerentes puede tener un impacto. Un estudio hecho por Globoforce y SHRM mostró que:

“La retroalimentación entre colegas pares (homólogos) tiene un 35.7% más probabilidades de tener un impacto positivo en los resultados financieros que el reconocimiento por si solo del jefe directo.”

Aunque no reconocer los logros de los empleados puede tener un impacto importante en la facturación, esto se puede revertir con una estrategia de reconocimiento efectiva. De acuerdo con Bersin & Associates:

“Las empresas con buenos programas de reconocimiento tienen una rotación de empleados 31% menor”

Si el sólo recordar dar reconocimiento puede tener un impacto tan grande, ¿por qué tan pocos gerentes y compañeros de equipo realmente lo hacen?

Cómo convertir la retroalimentación en un hábito para sus empleados

Cuando se realiza con regularidad, el dar elogios puede tener un gran impacto en la motivación a largo plazo de nuestro empleado o compañero de equipo. Sin embargo, con fechas de entrega encima e innumerables reuniones, es difícil convertirlo en una prioridad.

El truco es convertir el elogio y la retroalimentación en un hábito. Los psicólogos del comportamiento afirman que hay tres pasos que puede seguir para crear un nuevo hábito en su vida diaria:

  1. Crear una rutina
  2. Establecer un recordatorio
  3. Incluir una recompensa

A continuación, las 5 acciones sencillas a implementar para que el personal pueda compartir más retroalimentación positiva unos con otros:

1. Hacer que el compartir retroalimentación lo más fácil posible

El profesor de Stanford BJ Fogg explica que la clave para cambiar con éxito sus comportamientos es comenzar con un “hábito pequeño”. En lugar de introducir un gran cambio, comience con algo pequeño que sea fácil de lograr. Después de acostumbrarse a integrar este fácil y pequeño hábito en su flujo de trabajo, naturalmente comenzará a desafiarse a sí mismo para hacer más.

2. Logre que las personas participen en la rutina de compartir retroalimentación positiva en tiempo real

La retroalimentación positiva tiene un impacto significativamente mayor cuando se da justo después de alcanzar un hito o logro. Si esperas a que la próxima evaluación de desempeño reconozca el éxito de tu compañero de equipo para ganar esa gran cuenta, parecerá más una idea de último momento. ¡Celebrar los logros en el momento es la mejor manera de mostrar su agradecimiento!

Cuando un empleado o compañero de equipo logra un objetivo, hace un gran trabajo en una presentación, maneja una situación difícil o lo ayuda a usted o a alguien más a mejorar, esa es nuestra señal para enviarles un elogio.

Quizás te interese: 14 tendencias de liderazgo que darán forma a las organizaciones en 2018 de acuerdo a Forbes

3. Sea descriptivo al dar su retroalimentación

Un error común que cometen las personas es simplemente decir “¡Buen trabajo!” o “¡Excelente trabajo!”. Esto simplemente puede sonar como un elogio por el bien de alabar.

Lo grandioso del reconocimiento es que no solo motiva al receptor, sino que también señala los tipos de comportamientos que se valoran en el lugar de trabajo. Dar retroalimentación vaga no les dirá qué es exactamente lo que hicieron bien y lo que deberían seguir haciéndolo en el futuro.

Para hacer que el elogio sea verdaderamente significativo, hay que seguir esta fórmula:

  • Describir acciones específicas
  • Incluir el impacto

4. Recompense el comportamiento

Lo mejor de la retroalimentación positiva es que es gratificante en sí misma, y nos hace sentir muy bien con nuestro trabajo. Lo que encontramos es que el elogio es realmente contagioso. Cuando tu compañero de equipo reconoce tu trabajo, no solo te hace sentir bien, sino que también te hace querer compartir ese gran sentimiento.

Para que la porción de la “recompensa” sea aún más efectiva, es bueno crear un canal de comunicación específicamente para alabanzas y elogios. Este será un lugar donde los logros de todos son reconocidos públicamente, incluso los de los compañeros de equipo remotos.

Mientras más personas reciban elogios, es más probable que más personas compartan sus elogios hacía alguien más. Esto ayudará a aumentar los comentarios positivos en toda la empresa de forma exponencial.

5. Registre el elogio

Frecuentemente los miembros estrella de nuestro equipo son los que hacen un esfuerzo adicional para ayudar a un colega o se quedan hasta que el último detalle sea perfecto, incluso cuando su gerente no está presente.

Para asegurarnos de que esos momentos no pasen desapercibidos, nos aseguramos de que todo elogio quede registrado para que las personas puedan volver y consultarlo más tarde o compartirlo con su gerente durante su próxima reunión.

Los estudios demuestran que se necesitan al menos 30 días para formar un nuevo hábito. ¡Es hora de comenzar!

DESCARGA GRATIS LA GUÍA:
CÓMO REALIZAR UNA EVALUACIÓN 360° DESDE CERO

Conoce los beneficios de una evaluación de 360°, así como los métodos para proveer retroalimentación de manera correcta
Haz click aquí para acceder a la guía

Fuentes:

Síguenos y comparte:

View Comments
There are currently no comments.