post-image
desarrollo de talento

4 consejos para desarrollar a nuevos gerentes


Nuevo gerente

¿Alguna vez has pensado en el papel que desempeñan los gerentes en tu empresa? No se trata solo de delegar tareas. En realidad, los gerentes dan el ejemplo a los miembros de su equipo y también se supone que deben emular los comportamientos y valores de la empresa. En pocas palabras son embajadores de la empresa y su cultura. Si bien parte de su función es administrar el tiempo de las personas, otra parte es garantizar que los miembros del equipo comprendan la visión y el propósito de la empresa y lograr que estén comprometidos.

Convertirse en gerente por primera vez es una gran responsabilidad. Si bien puede ser emocionante para algunos, es desalentador pensar que de repente la carga de trabajo, el lugar, el bienestar y la carrera de otra persona están en sus manos. Comúnmente las personas se convierten en gerentes al ser promovidos. En la actualidad, todo es tan cambiante y pasa tan rápido que las personas pueden convertirse en gerentes desde el principio sin estar necesariamente preparadas para ello.

No es una tarea fácil y debe ser tomada en serio por todos: desde la alta dirección hasta los gerentes novatos. Si bien hay muchos factores que pueden influir en el éxito de un equipo, un gran gerente es sin duda uno de los más importantes. ¿Sabía que el 98% de las personas no estará comprometida con la organización cuando su gerente da poca o ninguna retroalimentación? ¡El impacto que tiene un gerente es enorme!

¿Cómo podemos asegurarnos de que los gerentes tengan todos los recursos y conocimientos disponibles para hacer bien su trabajo y así lograr conducir a los miembros de su equipo hacia el éxito? Estos son los cuatro principales consejos para desarrollar a nuevos gerentes en su transición hacia el nuevo rol:

1. Establecer un esquema de mentoría

Asegúrese de que los nuevos gerentes no se vean forzados sin un período previo de transición. Tener un esquema de mentoría (formal o informal) puede ayudar a que las personas asuman sus nuevas responsabilidades.

Hay muchas maneras en que se puede ser mentor. Por ejemplo, permita que los nuevos gerentes hagan un seguimiento de su jefe directo o de alguien en un rol similar con el mismo nivel de responsabilidad. Otra manera es dar a las personas la oportunidad de observar y hacer preguntas abiertamente. Tener un mentor hace que sea más fácil mostrar detectar las necesidades de apoyo gracias al contacto regular y a la construcción de una relación.

El apoyo proveniente de la mentoría puede marcar la diferencia entre un nuevo gerente que no está preparado para lidiar con los cambios y uno que entra al equipo con confianza. Después de todo, un equipo necesita creer en la capacidad de su gerente para dirigirlos.

2. Fomentar la colaboración

Recurrir a colegas más experimentados para obtener consejos es bueno, pero el apoyo entre pares u homólogos también puede ser increíblemente valioso. Ofrezca sesiones abiertas con los gerentes con regularidad para alentar a los nuevos en este rol a compartir sus problemas, sugerencias y conocimientos en un entorno abierto y constructivo donde el único objetivo es mejorar.

Quizás te interese: Cómo medir qué tan fuertes son realmente sus gerentes

En las organizaciones más grandes es una buena práctica agrupar a los gerentes más nuevos o primerizos de varios departamentos para tener reuniones de discusión abierta. Esta puede ser una excelente manera de observar el desarrollo de las personas en sus roles, pero también una oportunidad para tomar conciencia de los problemas que frecuentemente surgen con los nuevos líderes. Estos foros de discusión son de gran ayuda para que las personas pueden desarrollarse de manera conjunta, así como abordar sus inquietudes.

3. Desarrollar sus habilidades

Ser gerente requiere un conjunto de habilidades muy específico, en particular aquellas como la empatía y la inteligencia emocional. Establezca metas en torno al desarrollo de las habilidades de administración y liderazgo para ayudar a los nuevos gerentes. Por ejemplo:

  • Fortaleciendo las habilidades de escucha.
  • Mejorando su inteligencia emocional.
  • Dominando la resolución de conflictos.
  • Aprendiendo a dar y recibir retroalimentación …

Todo esto será clave para que sus gerentes sean efectivos. Asegúrese de que estos procesos no sean de corta duración y verifique regularmente las competencias de administración en toda la organización, incluso cuando las personas se conviertan en gerentes más experimentados. El desarrollo de estas habilidades lleva tiempo y deben practicarse con regularidad.

4. Tener buenos coaches

Como se mencionó anteriormente, para ser gerente se requiere tener buenas habilidades con las personas. Hoy en día, la tendencia se está inclinando hacia que los gerentes sean coaches o apliquen habilidades de coaching, lo cual tiene sentido cuando se consideran los beneficios de este enfoque. La premisa es que cada persona tiene el potencial dentro de ellos para encontrar un camino significativo y soluciones para cualquier problema que puedan encontrar en el camino. El rol del coach es, por lo tanto, guiar al individuo en un camino hacia el auto descubrimiento, a través de preguntas poderosas.

Si bien eso puede ser difícil de comprender, la realidad es que en el lugar de trabajo tratamos con personas a diario. Cuanto mejor preparados estemos para manejar estas relaciones, mejor podremos estar en nuestro trabajo y más personas se sentirán satisfechas en el trabajo. El 83% de los empleados tiene como la más alta prioridad el encontrar significado en el trabajo cotidiano. Los gerentes que han desarrollado buenas habilidades de coaching pueden apoyar en eso.

Conclusión

No subestime el importante papel que desempeñan los gerentes dentro de su organización. Como embajadores de la cultura de su empresa, es crucial garantizar que los nuevos gerentes estén preparados para sus nuevas responsabilidades, mientras que otros desarrollan continuamente sus habilidades personales. Recuerde, las personas que renuncian realmente dejan a los gerentes, no a los trabajos: un estudio realizado por Gallup encontró que 1 de cada 2 personas en algún momento de su carrera dejó su trabajo para alejarse de un gerente. Si puede desarrollar buenos gerentes, ellos lo replicarán dentro de la empresa. Entonces habrá creado con éxito un círculo virtuoso.

DESCARGA GRATIS LA GUÍA: RETROALIMENTACIÓN EFECTIVA PARA GERENTES Y DIRECTORES

Aprende como brindar retroalimentación positiva y constructiva de manera que genere cambios reales.
Haz click aquí para acceder a la Guía

Síguenos y comparte:

View Comments
There are currently no comments.