evaluación de desempeño

¿Eliminar la evaluación del desempeño? ¿Buena o mala idea?


El tema acerca de las evaluaciones de desempeño es un debate que ya tiene algo de tiempo en el ámbito empresarial. ¿Qué es mejor, tener procesos formales de evaluación del desempeño del personal o evitarlos? ¿Cuál impacta de manera positiva y relevante en los resultados de la organización?

En el 2016 CEBGlobal realizó una investigación con el propósito de darle respuesta a la pregunta. Para la investigación entrevistó a más de 10,000 empleados de distintas áreas en empresas de diversas industrias en 18 países.

Las premisas detrás de esta investigación era que las empresas que habían eliminado los procesos formales de evaluación tenían como expectativa lo siguiente:

  1. Los empleados estarían más comprometidos dado que no se les “sometía” a un proceso estresante de evaluación.
  2. Los gerentes tendrían más tiempo para tener conversaciones informales sobre el desempeño.
  3. La calidad de las conversaciones acerca del desempeño sería mejor.
  4. Los gerentes podrían diferenciar más fácilmente las compensaciones.

Resultó bastante interesante ver la comparación entre los empleados que están en organizaciones dónde existen evaluaciones a aquellos en donde en su empresa no hay.

El estudio arrojó que aunque muchas de las empresas tuvieron retroalimentación positiva al eliminar sus procesos de evaluación del desempeño, está reacción se desvaneció en poco tiempo y los objetivos organizacionales que buscaban impactar terminaron sufriendo al final de cuentas.

Es importante señalar que un pequeño porcentaje de gerentes resultaron más efectivos al eliminar los procesos. Sin embargo la gran mayoría de las organizaciones encontraron bastante complicado llevar a sus gerentes y directores al nivel esperado sin medios de evaluación.

Un elemento que resaltó fue el hecho que la calidad de las conversaciones de retroalimentación por parte de gerentes y directores disminuyó de manera relevante en aquellas organizaciones dónde no se tenían procesos de evaluación del desempeño.

evaluación del desempeño

En lugar de enfocarse en si tener o no tener procesos formales de evaluación del desempeño, las organizaciones deben de enfocarse en mejorar sus procesos actuales de administración del desempeño y recompensar cuando se presenten las prácticas deseadas.

3 estrategias de administración del desempeño que practican las empresas exitosas

  1. Proveer retroalimentación constante y no por episodios. Incrementar la frecuencia de conversaciones relacionadas al desempeño permite a los gerentes y directores a proveer retroalimentación en tiempo a su equipo y a ajustar expectativas con empleados basándose en cambios organizacionales o desempeños pasados.
  2. Realizar procesos de evaluación con miras hacia el futuro, no hacia el pasado. Evaluar y discutir el desempeño futuro provee a los gerentes y directores un entendimiento más preciso de sus habilidades para lograr necesidades futuras del negocio y como mejorarlas.
  3. Incluir retroalimentación de colaboradores, no sólo la del jefe directo. El recabar retroalimentación de distintos colaboradores que entienden el trabajo de la persona en cuestión ayuda al gerente o director a evaluar de manera efectiva y a discutir el desempeño de la persona en un ambiente donde los empleados deberán de trabajar más a menudo con sus compañeros para ser efectivos.

DESCARGA GRATIS EL CHECKLIST:
CÓMO ADMINISTRAR EL DESEMPEÑO DEL PERSONAL DE MANERA EXITOSA

Conoce los pasos para guiar un proceso de administración de desempeño de manera correcta y exitosa
Haz click aquí para acceder al Checklist

Fuente: CEBGlobal – The Real Impact of Eliminating Performance Ratings

Síguenos y comparte:

View Comments
There are currently no comments.